MECHAS CALIFORNIANAS

Os presentamos una técnica bien conocida que ya lleva un tiempo a la moda y que es perfecta para avivar el look y darle luminosidad al cabello y tenemos disponible en nuestro salón.

Este estilo nació de las surfistas californianas, quienes pasaban parafina en las hebras para protegerlas del sol y del agua salada. Así, el agua del mar deja la cutícula del cabello más vulnerable y sensible, por lo que las extremidades de las hebras tienden a aclararse más que el resto del cabello. Por eso se llama "mechas californianas" a las que son claras en las puntas del cabello.

Los tonos más solicitados están entre los cálidos y fríos, como champagne y los rubios, pero opciones en castaño y oxidados han ganado espacio en los corazones femeninos.

Cualquier cabello que se va a someter a un teñido, debe tener un cuidado especial. En el caso de las californianas, la técnica puede resecar el cabello. Por eso, es necesario hidratar y tomar ciertos cuidados para que el color no se desgaste, independiente del tono que se elija.

Quienes tienen cabellos rubios pueden invertir en productos para el aclarado y también en protector solar, para evitar el efecto verdoso después de un baño de piscina o mar. Las mujeres de cabello oscuro o pelirrojas deben tener cuidado aplicando el protector capilar, para que el tono no se abra más que lo deseado debido a la exposición al sol.

Si buscas darle un cambio no tan radical a tu estilo, las mechas californianas son una opción. Puedes ocupar el color que prefieras, desde muy rubio a más castaños, lo que depende totalmente de tu personalidad.