Publicado: 2 de Febrero de 2017

Si estos años hemos estado hablando del Balayage o del Shatush, ahora os tenemos que hablar de una nueva técnica de coloración de la que vais a empezar a oír. Es el Blorange, lo que viene siendo un juego de palabras entre "blood" (sangre) y "orange" (naranja).

¿En qué consiste esta técnica de color?

Se trata de colorar el pelo con un tono que puede ser parecido al melocotón a simple vista, pero que tiene toques de rojo. La tendencia es que vayamos dejando atrás los tonos grises de la temporada anterior sin volver a caer en el rubio. Eso sí, el color en sí es una mezcla de tono rubio con rojos cobrizos.

¿Para quién es este color?

Es una nueva tendencia, así que cualquiera puede llevarlo. Sin embargo es mucho más fácil de conseguir en mujeres con el cabello rubio, rubio medio o castaños claros. ¿Qué sucede con el resto? Que hay que decolorar y ya sabemos lo que eso implica. Primero que el color se va a ir perdiendo cada vez que nos lavemos la cabeza. Así que contad con que tenéis que hacer mantenimiento cada dos semanas aproximadamente para que el cabello no se nos vaya al rubio. Y muy aconsejable, un buen tratamiento reestructurante o acudir al estilista para que valore el tratamiento más recomendable para tu tipo de cabello.