Publicado: 24 de Abril de 2015

El ‘contouring’ es una técnica basada en contrastes de sombras y luces. ¿Para que sirve? Para ensombrecer aquellos mini-defectos de la piel y ensalzar y resaltar las partes de la cara que más nos gusten o que más queramos que sea vea en dicho maquillaje.

Para ello sólo se necesitan dos productos de maquillaje: unos polvos contorneadores o barra para contornear (es el más oscuro) que sirve para dar profundidad y unos polvos o barra iluminadora que será la encargada de resaltar y abombar esas zonas más bonitas de la cara.

La técnica del ´contouring´ permite esculpir el rostro mediante un juego de luces y sombras. Un buen contorneado puede hacer que una cara ancha parezca más fina y que los pómulos se vean más prominentes.