Publicado: 19 de Mayo de 2015

La especialista en análisis de rasgos Jean Haner, ha publicado un libro ‘The wisdom of your face’  donde describe lo que muestran las cejas sobre la persona. Su forma definen su autoestima, su capacidad de organización, en qué modo toma las decisiones… En definitiva, las cejas son el reflejo de la identidad y personalidad. 

Según el largo de la ceja

Las cejas cortas son propias de personas “que no manejan demasiado bien el estrés”. Caracterizan a gente que “no les gusta demasiado lidiar con los problemas de sus amigos”, define la autora del Best-seller.

Mientras, las personas que tienen cejas largas, suelen “manejar muy bien las situaciones de estrés y suelen tener muchos amigos a quienes escuchan y ayudan con sus problemas.” Señala Haner que además “son buenos trabajadores y competitivos.”

Según el grosor

Las cejas finas o poco pobladas se refieren a “personas inseguras, que creen más en lo que les dicen los demás que en ellas mismas”.

Por otro lado, las personas con cejas gruesas son “naturalmente confiadas, tienen la cabeza bien amueblada y pueden resolver los problemas rápidamente” a pesar de “frustrarse fácilmente aunque es fácil animarles a continuar.” Las espesas pertenecen a aquellos a los que les encanta “estar activos”.

Altas o bajas

"Las cejas que están bastante arriba del ojo, suelen significar que esa persona no es demasiado accesible. Pueden ser más sensibles y tímidas”, relata la autora en ‘The wisdom of your face’ . Además, “necesitan más espacio y algunas veces pueden ser percibidos como vanidosos, pero en realidad, lo que sucede es que necesitan más tiempo para tener confianza con otras personas. También tienden a ser perfeccionistas y tienen muy buen gusto”.

Por el contrario, “las cejas muy cercanas al ojo dan a entender que la persona es accesible, cercana y fácil”. Según la experta, son “personas que cumplen sus promesas y se quedan contigo hasta el final”.

Redondeadas, picudas, poco curvadas o rectas

“Las personas con cejas redondas prefieren tener una relación, no les gusta estar solos”, afirma Haner. “Suelen ser muy buenas y pensar mucho en las necesidades de los demás. Suelen tener mucho tacto a la hora de comunicarse y siempre prefieren una situación en la que todos ganen.”

“Las cejas rectas significan que esa persona tiende a tomar decisiones de manera lógica, no son demasiado emocionales o impulsivas sino más reflexivos”. En cambio, “las cejas con el pico marcado representan a personas a las que les gusta divertirse y son aceleradas: hablan rápido, toman decisiones rápido y necesitan cosas que les estimulen”, señala la especialista. Además, “suelen ser espontáneas y divertidas, con gran sentido del humor”.

Demasiado depiladas

Las personas con las cejas demasiado depiladas “suele indicar que tiene poca confianza en sí misma y poca capacidad de decisión” ya que esta parte del cuerpo nos define y si apenas tenemos supondrá que tenemos una gran falta de personalidad.