Publicado: 9 de Octubre de 2015

La pérdida de cabello en otoño puede resultar en ocasiones tan aparatosa que llega a desesperar a las personas que la sufren al ver cantidades de pelo superiores a las habituales en el cepillo, la ducha, la almohada…(aquello de “encuentro pelos hasta en la sopa”). Pero más que hablar de pérdida del cabello sería más correcto entender el proceso como una renovación cíclica y progresiva que se produce todos los años a diferencia de algunas especies que mudan todo el pelaje de golpe una vez al año.

La caída estacional que se produce en los meses de otoño es un proceso de renovación natural del pelo ya que hay épocas del año en las que el pelo recambia más que en otras.

Es importante precisar que los cabellos que se caen en otoño se recuperan prácticamente todos a excepción de los que estaban en el último ciclo capilar y vuelven a crecer a partir de los 3 meses por lo que la renovación capilar se puede prolongar hasta finales de año o incluso el mes de enero.

También es importante que se sepa que hay otras causas de caída de cabello, aparte de los episodios de caída estacional, como por ejemplo, el estrés o la falta de ciertas vitaminas o minerales,  como el hierro. Por eso no nos cansaremos de decir lo importante que es seguir una dieta equilibrada que  garantice el aporte de todos los nutrientes que el pelo necesita para estar sano.  

En cualquier caso, si existe una preocupación por la caída del cabello, hay que consultar a un dermatólogo, que podrá determinar si la caída es fisiológica (normal) o patológica (enfermedad).