Publicado: 3 de Marzo de 2017

Desde las mechas californianas, el balayage, el shatush y las últimas tendencias como el Blorange o el nuevo Tiger Eye, los trabajos técnicos en los que hay que variar el color natural del cabello ya sea haciendo juegos de tonos, aportar luminosidad o crear profundidad, entre otros, está evolucionando rápidamente y las tendencias cambian con cada temporada.

Ya conocemos qué son las mechas Tiger Eye, pero debemos saber bien en qué consiste y qué debemos tener en cuenta a la hora de aplicarnos la técnica y así mantener los resultados de la manera más prolongada posible y además, tener el cabello lo más sano posible.

La técnica.

La técnica empleada es muy parecida a la del Balayage. A mano alzada, con platinas u otros elementos, se aplican las mechas y el color poniendo luz en aquellas zonas específicas para darle claridad y sombras al pelo y crear los volúmenes y efectos deseados. La técnica toma mucho tiempo en completarse, pero los resultados son espectaculares.

Estudio previo.

Al crear juegos de luz y sobra y crear efectos de volumen y movimiento tenemos que tener muy presente qué partes de la melena acentuar, aclarar o aplicar el color preciso. Es necesario que el estilista estudie la forma de la cara para determinar dónde poner los puntos de luz, el corte y la coloración específica para resaltar unos rasgos y disimular otros, creando los efectos deseados en cada persona y potenciando aquellos puntos del cabello para que el conjunto tenga la armonía y el movimiento necesarios.

Tonos.

Los tonos más habituales en este tipo de coloración son chocolates, bronces, dorados, caramelos, avellanas y tonos similares . La técnica se basa en la mezcla de tres tonos: trigo, marrón y dorado sobre una base cobriza, avellana o chocolate. Esta técnica resulta genial para aquellas personas con una base natural de color castaño.

Longitud del cabello.

Como resulta más llamativo es con una melena de mediana a larga. Ahí se podrá apreciar mucho mejor el efecto de la mezcla de colores y los efectos de la difuminación. La tonalidad elegida dependerá de tu tono natural de piel y sobre todo de elegir el lugar exacto donde aplicar iluminación al cabello y combinarlo todo para darle efecto de movimiento y de mezcla de colores.

Cuidados.

Los cuidados que debemos darle a nuestro cabello es muy similar a los necesarios para cualquier tipo de iluminación. Debemos programar un matizado de la melena cada mes para refrescar los tonos elegidos. Como medida para evitar que nuestro cabello se sensibilice, debemos usar un champú y una mascarilla reestructurante para evitar la rotura de la fibra capilar y el encrespamiento.Un seguro contra la sensibilización del cabello es aplicar Olaplex con la decoloración. Esto nos va a garantizar la integridad de la fibra capilar. En el caso de que ya tengamos el cabello sensibilizado por haber aplicado decoloraciones con anterioridad, es necesario acudir al estilista antes de aplicarse la técnica. Con esto vamos a conocer el estado en el que se encuentra nuestro cabello y la idoneidad de aplicar la técnica. Si el cabello está sensibilizado, podemos solicitar un tratamiento único con Olaplex o utilizar Olaplex nº3 según el estado en el que se encuentre el cabello. Es necesario garantizar la integridad de la fibra capilar para evitar roturas.