Publicado: 10 de Agosto de 2016

La cirugía plástica capilar (no, no tiene nada que ver con bisturíes ni hay que pasar por quirófano) es un nuevo tratamiento que te ofrece la posibilidad de recuperar el cabello del daño ocasionado por la exposición solar (especialmente pasado el verano, tras la vuelta de vacaciones y tras haber expuesto nuestro cabello a largos baños de sol y sal marina), los tintes, la decoloración (que si no se sabe hacer correctamente puede dañar profundamente el cabello) y otros procesos químicos que alteren la estructura del cabello. También es una buena alternativa si queremos tener un cabello más manejable y suavizar las ondas, debido a que reduce el encrespamiento y produce un efecto alisado.

El tratamiento es muy parecido a la queratina. La diferencia está en la formulación del producto. La cirugía estética capilar es un producto elaborado principalmente a base de ácidos grasos y componentes naturales. El procedimiento es muy parecido: se aplica el producto en todo el cabello, se seca la humedad y se pasa la plancha para que el líquido selle todas las fibras. Una vez realizado, los efectos son inmediatos y se prolongan hasta los seis meses.

¿Cuáles son los beneficios de la cirugía estética capilar?

1. El cabello se puede lavar desde el primer día. Cuando hacemos un tratamiento de alisado con queratina, no se debe lavar el cabello durante los tres primeros días para evitar que se altere el producto y no se puede sujetar el cabello para evitar que se marque. En este caso, con la cirugía plástica capilar nos podemos lavar el cabello sin miedo a que retiremos el producto y echemos a perder el tratamiento.

2. Modifica la estructura del cabello, rompiendo la onda y alisando el cabello.

3. La cirugía plástica capilar hidrata profundamente el cabello porque su contenido en aceites grasos permite que el pelo recupere su vitalidad, tenga una apariencia más saludable y esté más brillante y suave.

4. El pelo se vuelve más manejable. Uno de los efectos de la cirugía plástica capilar es que alisa el cabello. Con esto nos ahorramos tener el pelo encrespado, así que nos resultará mucho más fácil peinarnos, pudiendo evitar el uso del secador y de la tan dañina plancha.

5. Reduce el frizz a cero. Si quieres que tu melena tenga un aspecto totalmente compacto y liso, la cirugía plástica capilar evitará en casi su totalidad que el cabello se cargue de electricidad estática, responsable de esos cabellos eléctricos indomables que se levantan sin control por encima de la cabeza.

6. El cabello reduce su volumen. Al tener el cabello hidratado y mucho más liso, el pelo es mucho más fino que antes. Si tienes el cabello rizado debes pensártelo antes de hacerte este tratamiento. Sí es verdad que no alisa el cabello en un 100%, pero seguro que la integridad de tus rizos se ven seriamente comprometida.

Dentro de muy poco tendremos este tratamiento disponible en Guillermo Pérez Estilistas (www.guillermoperezestilistas.es). Estamos seguros de que mejorará considerablemente la apariencia de vuestro cabello, devolviéndole la salud y el brillo perdidos después del verano.